Aprendiendo idiomas desde bebé

Está finalizando el verano y muchos de nuestros hijos han estado en campamentos con acercamiento a otros idiomas potenciando el conocimiento de los mismos.

Queremos aprovecharlo para tratar un tema de moda en escuelas infantiles. Reflexionar sobre el aprendizaje de idiomas desde bebés y desterrar mitos sobre posibles inconvenientes que podían surgir en los bebés, por el aprendizaje del bilingüismo desde tan pequeños.

Está demostrado que el aprendizaje de segundos idiomas desde bebés, hace que este proceso se asuma de una manera más natural y por lo tanto más sencilla.

  • Desde los 3 meses se puede aprender cualquier idioma
  • Desde los 4 meses, se puede comprender el significado de palabras y frases en distintos idiomas.
  • A los 6 meses, se comienza a apreciar el acento en la pronunciación, normalmente en la lengua materna, que debe ser la que más expuesta ha estado
  • A los 8 meses, puedo producir sonidos en los idiomas expuesto

Este proceso de asunción de idiomas, es evidente que produce una mayor estimulación en estos bebés. Las conexiones neurológicas del cerebro del bebé crecen y  facilitan su desarrollo intelectual, tanto para el aprendizaje de idiomas, como para otro tipo de tareas.

Es claro, por lo tanto, que el aprendizaje de idiomas adicionales, aporta una serie de ventajas adicionales al bebé en su desarrollo. Potencia la atención, la capacidad de cambiar de tarea con más rapidez y predispone al aprendizaje de otras lenguas, así como, favorece la apertura mental.

Por último, hay que tener en cuenta que existen una serie de mitos, contra el aprendizaje de idiomas adicionales desde bebés. Está demostrado lo erróneo de dichos mitos, pero está bien comentarlos:

  • Criar a un niño en más de un idioma lo confunde: estudios actuales, han demostrado la capacidad de los bebés para diferenciar idiomas. Esto es más evidente en el caso, de idiomas con diferentes entre ellos, como puede ser el inglés y el árabe por ejemplo.
  • Criar a un niño bilingüe provoca retrasos en el habla: esto puede ocurrir de manera puntual en algunos niños, pero no es ni una norma general y además, este posible retraso es sólo temporal.
  • Los niños bilingües terminan mezclando los dos idiomas: la mezcla de idiomas se produce en un estadio inicial de la fase de aprendizaje, de manera temporal. Normalmente, esto se produce, porque uno de los idiomas, el materno, tiene mayor peso que el otro, y por a limitación en el vocabulario tiende a producirse la mezcla de idiomas. Con el desarrollo del vocabulario esta situación tiende a desaparecer.
  • Los niños son como esponjas y serán bilingües sin esfuerzo y en poco tiempo: cuanto más pequeños, más fácil será el aprendizaje, pero debe existir una metodología y una continuidad en el aprendizaje, es decir, una rutina en sus hábitos diarios

Este último punto es crítico, tampoco debemos llevarnos a engaño, que poniendo a nuestro hijo frente a la tele va a aprender sólo. Hay métodos desarrollados para bebés que con continuidad, consiguen los objetivos propuestos, de favorecer el bilingüismo desde la cuna.

 

Publicado en: Idiomas, Proyectos Etiquetado con: , , ,

categorías

colaboradores

archivo del blog

testimonios y reseñas…

La verdad es que están preciosos, los padres pueden comprar vestido o chándal para la niñas, sólo que damos otra opción más a l uniformes y la v…

C.E.I. Arboleda
×
Dinos tu nombre, el de tu centro y tu localidad y te llamamos.
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien